quinta-feira, 17 de março de 2016

TEATRO: EL CAMINO DE LA FELICIDAD


ESCENARIO: Dos capullos prendidos en un árbol y tres mariposas revoloteando. Los niños pueden estar vestidos de flores adornando el escenario.

NARRADOR: Vosotros, ¿ Habéis mirado alguna vez al cielo sintiendo unas ganas enormes de alcanzarlo y poderlo tocar? ¿Te has parado a pensar de dónde hemos venido, porqué estamos aquí reunidos en este momento y para dónde iremos cuando dejemos esta vida?
Vinimos del infinito y para allá tendremos que regresar algún día. Somos ciudadanos del Cielo y turistas en la Tierra. Estamos aquí, en esta existencia, con la seguridad de que in día regresaremos a nuestro verdadero Hogar.

Pero que ese regreso sea leve, pleno suave, precisamos estar fortalecidos, maduros… y para que podamos alcanzar los grandes vuelos la vida es un trabajo constante de elaboración y las enseñanzas de Jesús la herramienta fundamental para la conquista de la felicidad.


MARIPOSA AZUL:
- Mirad, hay dos capullos ahíiiiii!!!

MARIPOSA AMARILLA:
- Es verdad!! Qué interesante!!!!

MARIPOSA ROJA:
- Eso me recuerda todo el tiempo que estuve encerrada en el capullo y todas las lecciones aprendidas…

TODAS LAS MARIPOSAS:
- Es verdad!!!.

MARIPOSA AZUL:
- En una de mis vidas, yo quería ser una mariposa rica y tener todo lo que el dinero puede comprar, pues pensaba que la felicidad consistía en tenerlo todo. Cuánta ilusión… Pasé tanto tiempo intentando acumular caprichos que no aproveché la compañía de mi familia y de los amigos.

MARIPOSA AMARILLA:
- Yo quise vivir la vida... Salir, divertirme, beber, fumar... Para mi esta era la verdadera felicidad. Pero estaba engañada...
Cuando estuve en el capullo me di cuenta de que no había sido feliz.

MARIPOSA AZUL:
- Cierto, yo también me di cuenta de que no había sido feliz con tanto dinero.

MARIPOSA ROJA:
- Yo quise ser linda y famosa... Me gustaba ser respetada y trataba a los otros con desprecio. Para mi, la felicidad estaba en el poder de mandar a todos. Cuando llegué al capullo me sentí muy infeliz.

TODAS LAS MARIPOSAS:
- Cuanto tiempo perdemos buscando la felicidad... Por cuantos caminos y lugares buscamos la felicidad y no conseguimos encontrarla...


NARRADOR:

Cuántas veces escogemos los caminos más difíciles de la vida, nos agarramos a las piedras que
hieren y a las ramas que se asoman sobre el inmenso río de la existencia, en vez de conducirnos por las aguas cristalinas y serenas que desembocan al final en el eterno océano de la perfección. Somos habitantes de las aguas de la vida y para qué vivimos sino para mejorarnos y mejorar a nuestro prójimo, para alcanzar siempre planos más elevados. Pero más pronto o más tarde llega el momento de despertar para la transformación...

MARIPOSA AZUL:
- Estuve allí, en aquel capullo pensando en las oportunidades recibidas y en el mal uso que había hecho de ellas. ¡¡Estaba deseando salir para empezar de nuevo!!

MARIPOSA ROJA:
- Mientras estaba en la oscuridad de aquel capullo, oí una voz que decía:
- “¿Has oído hablar de Jesús?”
Yo pregunté: ¿¿¿Jesús???
- Sí, Jesús. ¡¡Abre la puerta de tu corazón, déjalo entrar y encontrarás la verdadera felicidad!!!
Sentí una emoción tan grande... así dejé entrar a Jesús!

MARIPOSA AMARILLA:
- Yo también dejé a Jesús entrar y descubrí que la verdadera felicidad está en la conquista de las virtudes: la solidaridad, la tolerancia, la caridad...

MARIPOSA AZUL:
- ¡¡Yo también escuché esta voz!! - dijo entusiasmada la Mariposa azul
Ella me dijo: Soy el camino, la verdad y la vida. Estaba tan contenta que enseguida quise salir del capullo para comenzar de nuevo.

TODAS LAS MARIPOSAS:
- ¡¡Qué alegría conocer a Jesús y sus enseñanzas!!

NARRADOR: 

Más pronto o más tarde llega el momento en que despertamos para la transformación y percibimos que depende de nosotros adelantar o atrasar nuestra propia evolución. Para iniciar la metamorfosis es necesario escuchar esa voz que viene de dentro.

Es en la quietud de nuestro interior que realizamos la verdadera transformación. Es preciso entrar en el capullo de nuestra propia consciencia.

MARIPOSA AZUL: (mirando los capullos)
- ¡¡Mirad, creo que llegó la hora de la transformación de nuestras amigas!!

TODAS LAS MARIPOSAS:
- ¡¡¡Es verdad!!! ¡¡¡Vamos a recibir a nuestras amigas!!!
En este momento los capullos comienzan a moverse, se abren y aparecen dos lindas mariposas volando alegremente.
- ¡Hola amigas!– ¡Qué bueno nacer de nuevo y saber ahora el verdadero significado de la palabra felicidad!

(Con un fondo musical todas las mariposas vuelan alegremente)

NARRADOR:
Sentid la mariposa que existe dentro de vosotros. Percibe que la vida tiene un sentido grandioso que es despertar esta mariposa.
¡¡Abre tus alas!! Vuela cada vez más alto en dirección a las estrellas.
Las virtudes enseñadas por Jesús son el camino para la felicidad.
Valoremos la bondad, la responsabilidad, la tolerancia, el trabajo, la simpatía, la persistencia, en fin, toda una gama de virtudes que traducidas en un sentimiento mayor, llamamos AMOR.

____________________________________________________________________________

>>Home              >>Teatro