segunda-feira, 3 de junho de 2013

Los padres y la educación espírita Infanto-juvenil


: ¿Qué orientaciones darían los Amigos Espirituales a los padres espíritas en relación al encaminamiento de los hijos a la escuela de educación de los Centros Espíritas?

R: A pesar de que el hogar sea la escuela por excelencia, donde la criatura deba recibir los más amplios favores de la educación, burilándole el sentimiento y el carácter, no desconocemos la imperiosidad de los padres en buscar en otras instituciones sociales el justo apoyo para la educación de los hijos; y así, deberán encaminar a los pequeños, en el período oportuno, para la escuela del saber, posibilitándoles la instrucción. Mientras tanto, jamás deberán descuidarse de aproximarlos a los servicios de educación espírita infantil en cuyas benditas actividades se propiciará la formación espiritual del niño y el joven ante el porvenir.

Hay padres espíritas que, erróneamente, han dejado, en nombre de la libertad y del libre albedrío, que los hijos crezcan para entonces escoger este o aquel camino religioso que les complemente la conquista educativa del mundo. Tal medida viene generando sufrimiento y desesperación, luto y tristeza, inconformidad y dolor. Porque una vez perdida la enseñanza educativa en la edad propicia a la siembra evangélica, los corazones se muestran endurecidos, cual tierra reseca, árida, rebelde a la buena plantación, desperdiciándose valioso periodo de ayuda y orientación. Es entonces que, solamente a través del dolor, de los duros golpes de las pruebas, pueden despertarse para rehacer y construir.

Bezerra de Menezes (1982)

Libro: Sublime Sementeira, org. Miriam Masotti Dusi, Feb, 2012

Traducción: Valle García
 
<< Home           <<ESPAÑOL-Archivos